Oito mozos enfrontan a acusación de delitos de odio por parar un autobús de ‘Hazte Oír’